Preciosa villa de lujo como ejemplo de inversión inmobiliaria

El sector inmobiliario sigue siendo una parte importante del panorama inversor. La estabilidad, el potencial de crecimiento y la capacidad de generar un flujo de caja regular son sus puntos fuertes. Sin embargo, navegar por este mercado puede resultar desalentador, especialmente con tantas opciones disponibles: propiedad directa, SCPI, el servicio Estate Invest ofrecido por de Ravel Finance. En este artículo le ofrecemos más información sobre cada método para que pueda tomar decisiones con conocimiento de causa.

Propiedad directa

La inversión inmobiliaria directa ofrece a los inversores la oportunidad de adquirir diversos activos físicos. Estos pueden incluir propiedades individuales (pisos, casas), o propiedad comercial (oficinas, almacenes).

Ventajas

  • Control total Al invertir directamente en propiedades, los inversores tienen un control total sobre la gestión de sus inversiones. Desde la selección de inquilinos hasta la fijación de los alquileres, tienen el poder de tomar estas decisiones.
  • Ingresos regulares Invertir directamente en propiedades puede generar ingresos regulares en forma de alquileres, proporcionando a los inversores unos ingresos pasivos estables.
  • Potencial de revalorización del capital Con el tiempo, el valor de los inmuebles tiende a subir, lo que puede generar plusvalías para los inversores cuando se venden las propiedades.

Desventajas

  • Gestión activa Invertir directamente en propiedades requiere una gestión activa. Hay que dedicar tiempo a tareas como buscar inquilinos, mantener la propiedad y gestionar las reparaciones. Así que cualquier daño que sufra la propiedad (debido a inquilinos, fenómenos meteorológicos, etc.) y los costes asociados debe gestionarlos el propio inversor.
  • Tasas de agencia Y si los inversores no quieren implicarse en este proceso de gestión activa, tienen que delegarlo en profesionales, y pagar comisiones de agencia que suelen ser bastante elevadas.
  • Fiscalidad elevada Los ingresos por alquiler suelen estar sujetos a impuestos y se añaden a los ingresos brutos anuales, lo que aumenta el tipo impositivo global. Además, los arrendadores están sujetos al impuesto sobre bienes inmuebles en función de su valor, y la venta de una propiedad puede dar lugar a impuestos sobre plusvalías, lo que reduce los rendimientos netos.
  • Liquidez limitada Liquidez: en comparación con otras inversiones, la propiedad inmobiliaria es menos líquida. Revender un inmueble puede llevar mucho tiempo e implicar costes adicionales. Y si hay que hacerlo con prisas, la cosa se complica.
  • Capital inicial elevado : La inversión directa en bienes inmuebles requiere tradicionalmente un capital inicial considerable para comprar propiedades, pagar los costes de transacción, llevar a cabo reformas, etc. Esto suele requerir un crédito y, por tanto, un compromiso financiero a lo largo de varios años. Esto requiere a menudo un crédito, y por tanto un compromiso financiero a lo largo de varios años.

El SCPI

Otra forma de invertir en inmuebles es a través de una SCPI (Société Civile de Placement Immobilier)una empresa que gestiona una cartera diversificada de activos inmobiliarios y permite a los inversores poseer participaciones en dicha cartera.

Ventajas

  • Diversificación Los SCPI permiten a los inversores diversificar su cartera inmobiliaria invirtiendo en una serie de inmuebles comerciales o residenciales, a menudo situados en distintas zonas geográficas.
  • Una opción de inversión inmobiliaria accesible Invertir a través de una SCPI permite a los inversores particulares acceder al mercado inmobiliario a un coste relativamente bajo en comparación con la compra directa de inmuebles.
  • Gestión delegada SCPI: al invertir en una SCPI, el inversor delega la gestión de la propiedad en una empresa de gestión profesional. Tanto si se trata de gestión de alquileres como de obras, el inversor no tiene que preocuparse de nada.
  • Ingresos regulares SCPI: Las SCPI suelen distribuir ingresos regulares en forma de dividendos procedentes de los alquileres percibidos por las propiedades que posee la empresa.

Desventajas

  • Sin control directo : Al invertir en una SCPI, los inversores no son propietarios directos del inmueble. Por tanto, renuncian a cierto control directo sobre sus inversiones, ya que las decisiones las toma la sociedad gestora.
  • Dependencia de la dirección : el rendimiento de la inversión depende en gran medida de las competencias y la gestión de la sociedad gestora de la SCPI. Unas decisiones de gestión inadecuadas pueden afectar a los ingresos y al valor de su inversión.
  • Honorarios y comisiones : Los SCPI pueden conllevar comisiones iniciales de suscripción, comisiones anuales de gestión y otros gastos, lo que puede reducir la rentabilidad global de la inversión.
  • Riesgo de liquidez : Aunque las participaciones en SCPI suelen ser más líquidas que los bienes físicos, la venta de participaciones puede llevar tiempo y depende de la demanda en el mercado secundario. Por tanto, revender unidades con prisas es complicado con los SCPI.

El servicio Estate Invest

¿Quiere invertir en inmuebles, pero no sabe qué elegir entre la propiedad directa y las SCPI, o no está convencido? ¿Ha oído hablar de nuestro Inversión inmobiliaria ?

El servicio Inversión inmobiliaria propuesto por de Ravel Finance ofrece enfoque innovador invertir en inmuebles gracias a inversiones específicas en acciones de REIT (Fondos de inversión inmobiliaria). Se trata de empresas que poseen, gestionan o financian activos inmobiliarios y distribuyen gran parte de sus ingresos en forma de dividendos a los accionistas. Estas acciones ofrecen a los inversores la oportunidad de beneficiarse tanto del valor de los activos inmobiliarios como de unos rendimientos mensuales estables procedentes de los dividendos.

Utilizar nuestro servicio Estate Invest tiene muchas ventajas. En primer lugar, los inversores se convierten propietarios directos de acciones en sociedades inmobiliariasEsto les permite controlar directamente sus inversiones en todo momento. 
Además, el dividendos de beneficios inmobiliarios se pagan mensualmente, proporcionando flujo de caja regular y atractivo
Y a diferencia de la inversión en un SCPI, este servicio garantiza un alto nivel de seguridad. liquidez óptima en la reventa de accionesfacilitar las transacciones, sobre todo en casos de emergencia.
Por último, Estate Invest es un servicio disponible desde sólo 500Esto lo hace accesible a un amplio abanico de inversores. Esta accesibilidad democratiza la inversión inmobiliaria y permite que todo el mundo se beneficie de las ventajas de este lucrativo mercado. 

Invertir en inmuebles es a la vez gratificante y complejo, y ofrece diversas opciones para aumentar el patrimonio y generar ingresos pasivos. Ya se trate de propiedad directa, SCPI o nuestro servicio Estate Invest, cada método tiene sus propias ventajas e inconvenientes, adaptados a las necesidades y preferencias de cada inversor.

Y si desea más información sobre el servicio Inversión inmobiliaria Si desea saber más sobre de Ravel Finance, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo, que responderá a sus preguntas lo antes posible.